Skip to content

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo…

Hemos cambiado, estamos en la era del audiovisual y si a ello le añadimos el uso de las nuevas tecnologías como los Smartphone, Tablet, ordenadores, etc.; las imágenes y vídeos, ya sean para uso, doméstico o profesional, se han disparado. 

Si una imagen vale más que mil palabras, a un vídeo ¿qué valor le damos?

El flujo de contenido de vídeo online ha experimentado un gran crecimiento desde hace pocos años atrás. Las conversiones que produce el contenido audiovisual están muy por encima de las que originan otros formatos.

¿Es rentable el uso de vídeos para una empresa en su página web, blog, redes sociales…?

Claro que si. Los visitantes emplean, de media, hasta 5 minutos más de permanencia en un sitio web que tiene algún vídeo, que en aquéllos que adolecen de este tipo de contenido.

Y ¿qué ventajas produce ese tiempo de más en una web?

Cuanto más minutos estén “retenidos” nuestros usuarios, más posibilidades de venta de nuestros productos tenemos. Además, los algoritmos de los buscadores, como Google, lo tienen en cuenta y premian, tanto la existencia de contenidos en diferentes formatos en una página web o blog, como el hecho de que los navegantes permanezcan en ellos durante más tiempo, mejorando nuestro SEO.

Mayor permanencia de los visitantes, más posibilidades de conversión y mejora de SEO: pilares del éxito de un sitio web o tienda online.

Después de lo leído anteriormente, ¿aún dudas de la conveniencia de usar formatos audiovisuales para contar tu historia o mostrar tus productos?

El coste de la realización de vídeos profesionales, gracias a las nuevas tecnologías ha descendido en los últimos años. Ahora hablar de tu empresa, de tu marca, o los productos que vendemos, está a disposición de cualquiera. Abrir una ventana a testimoniales de nuestros clientes en los que narran su experiencia con nuestra empresa o servicio, hoy, es económico y muy rentable. Tanto el vídeo corporativo, como los que muestran los productos o servicios, o los que sirven para facilitar el uso de los mismos, son soportes de amplia aceptación.

Incluir en nuestra web un vídeo de nuestro equipo, de una duración de entre 2 a 3 minutos, es una buena opción de transmitir quiénes somos, qué hacemos y cuál es la cultura de nuestra empresa.

Este último año, las posibilidades de que una persona, que ha visualizado un vídeo, pase a la acción de compra, se ha incrementado hasta llegar a un 74%, según las últimas encuestas realizadas en el campo del vídeo marketing.

De este modo, el vídeo se convierte en una poderosa herramienta para comunicar la historia de nuestra marca, explicar nuestra propuesta de valor y construir relaciones con nuestros clientes actuales y potenciales.

Comparte este artículo en redes sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Making Off Goviideo

Debes haber oído que el vídeo es el medio del futuro. Mientras que algunos estudios apuntan que el vídeo ha sido responsable del 80% del

¿Quieres hacer una prueba?​

¡Los primeros 14 días son GRATIS!