Skip to content

Cómo un vídeo interactivo puede ayudarte a vender más coches

vídeo interactivo vender coches

Utilizar un video interactivo como reclamo comercial se convirtió en tendencia a medida que pasaban los peores meses de la pandemia. Muchas empresas vieron como las restricciones dificultaban el acceso a los servicios tradicionales, por lo que fue necesario reinventarse. Utilizando nuevos formatos y redes sociales, estas compañías fueron capaces de mantenerse cerca de su cliente potencial. Veamos cómo es posible introducir estos formatos de vídeo corporativo en el día a día de un concesionario de coches nuevos o de ocasión.

Los nuevos formatos audiovisuales para los vídeos corporativos

Como te adelantábamos antes, los nuevos formatos se han desarrollado especialmente desde la aparición de la COVID-19. Se trata de vídeos interactivos que permiten al usuario manipular diferentes elementos, tomando control sobre el contenido. En muchos casos hablamos de tipos de vídeos divididos por secciones para que el usuario pueda ver el apartado del producto, en este caso del vehículo, que le interesa. También han ganado peso otras formas de comunicación como los vídeos 360, que permiten a los usuarios hacer giros totales sobre un punto de partida y evaluar todos los ángulos de un producto.

El video marketing ha venido para quedarse y es importante que todos los sectores económicos se adapten a él de una forma u otra. Es esencial entender que el video promocional clásico es un formato que sigue funcionando en muchos concesionarios, pero es importante ir un paso más allá. Existe entonces la oportunidad de aplicar lo último en tecnología a un sector con mucho potencial como es el del automóvil y sus redes de distribución.

Las experiencias híbridas de consumo 

Como te adelantábamos al principio, la incidencia de la pandemia en la movilidad ha dado como resultado formatos híbridos. Se trata de combinar lo mejor de la experiencia presencial con los recursos audiovisuales que son posibles hoy en día. La clave es pensar como el usuario e identificar qué necesidades tiene, así como los frenos que evitan que acudan a los concesionarios de forma presencial. Estas ideas servirán para guiar el proceso creativo y de diseño de formatos.

También es importante tener en cuenta que hoy en día muchos consumidores no compran por internet o de forma presencial, sino que realizan distintos pasos del proceso de compra en diferentes canales. Esto significa, por ejemplo, que investigan el vehículo y sus características por internet. Sin embargo, cuando tienen una selección de modelos que les interesan, acuden de forma presencial a los concesionarios. Una vez vistos, es posible que pidan cita por internet o una prueba de conducción, directamente lo podrán hacer a través del video interactivo. No es un proceso excluyente, sino multicanal.

¿Cómo puede ayudar un vídeo interactivo a vender más coches?

Como hemos mencionado, los diferentes formatos que surgen del video tradicional sirven para apoyar al usuario en diversos momentos del proceso de compra. Un vídeo puede ayudar a resaltar diversas virtudes de un coche o hacer hincapié en aspectos concretos. Es posible realizar producciones audiovisuales que se centren en la seguridad, la comodidad, la conducción o la mecánica. Para ello, es importante conocer al usuario y saber sus necesidades más prioritarias.

Así, es posible atraer a plataformas a los usuarios según sus búsquedas en internet. En este apartado tienen mucho que ver el marketing y el posicionamiento del producto. Además de atajar necesidades con videos concretos, es posible también ofrecer una visión general de un modelo con una producción sencilla y un estilo similar al de las redes sociales. Introducir este tipo de formatos en las plataformas adecuadas puede dar a conocer el concesionario o la red en públicos muy amplios.

¿Cómo empezar a implementar estas propuestas?

Para empezar a conseguir logros a nivel corporativo y de marketing con vídeos, es muy importante tener en cuenta que se debe contar con profesionales especializados siempre. Esta ayuda experta permite identificar las necesidades del usuario, conocerlo, investigar el producto y extraer conclusiones significativas. Una vez establecida la estrategia, es la hora de pasar a la acción y decidir el qué, el cómo y el dónde.

En el proceso de creación de un video interactivo marcamos tres claros pasos: preproducción, producción y postproducción. Durante la preproducción realizamos la planificación y todo lo que conlleva la preparación para la grabación del vídeo en tus instalaciones. Después damos paso a la producción con la grabación de todo el contenido de vídeo necesario. Finalmente en la postproducción, realizamos la edición de las grabaciones y finalización del vídeo. Además de la edición de imagen e interacciones necesarias para dejar el vídeo perfecto.

Repasando los formatos de moda y los usados por la competencia más exitosa, es posible conseguir vídeos atractivos y llamativos. Estos servirán no solo para acompañar las labores del equipo de ventas, sino para atraer a curiosos y consumidores reales a las plataformas de la empresa. Allí tendrán la información que necesitan, con apoyo de un video interactivo y otros formatos audiovisuales. Adaptarse al consumidor actual es más fácil de lo que parece, especialmente cuando cuentas con un equipo de respaldo como el de Goviideo Interactive.

Comparte este artículo en redes sociales

video interactivos educativos

El vídeo interactivo como medio educativo o de formación

Tras la Covid son muchas las rutinas que han cambiado en muchos sectores, como es el caso de la educación por la necesidad de ofrecer clases online. Los profesores, maestros y formadores han tenido que transformar su contenido y adaptar los diferentes materiales de texto, digitales, bibliografías… Para ello, el vídeo interactivo ofrece, para esta nueva era de la educación, poder desarrollar un contenido organizado, flexible, atractivo y adaptado a cada edad.

visita virtual video interactivo

Bienvenido a la visita virtual del Colegio Vallmont

Tras la Covid son muchas las empresas que han decidido optar por el formato de vídeo corporativo o promocional para acercarse a su público. Y de esta manera poder mostrar a sus posibles clientes sus productos, servicios o instalaciones sin necesidad de que el usuario se desplace a la ubicación de la empresa.